mié. Jun 19th, 2024
2022 fue el año de la peor inflación en décadas en Estados Unidos.

(CNN Español) — 2022 fue el año de la inflación en Estados Unidos, o mejor dicho, la peor inflación que ha visto el país en 40 años. Los altos niveles que se han mantenido durante buena parte del año, con un ligero descenso en noviembre, han impactado yen los bolsillos de los estadounidenses con aumentos generalizados y sostenidos en los precios de la gasolina, los alimentos y los alquileres, entre otros bienes y servicios.

El pico se registró en junio cuando la inflación hizo subir los precios al consumidor un 9,1%, un nuevo máximo no visto desde 1981, según datos publicados por la Oficina de Estadísticas Laborales de EE. UU.

En ese momento, las percepciones de los estadounidenses sobre la economía eran profundamente negativas: el 82% de la población dijo que las condiciones económicas del país eran malas, según una encuesta de CNN publicada días después de que se anunciara la histórica alza.

Mientras algunos economistas advirtieron sobre una recesión inminente, el presidente Joe Biden trató de disipar los temores de una inflación “persistente”, argumentando que los aumentos de precios eran temporales.

El aumento está directamente relacionado con los efectos de la guerra en Ucrania (incluidas las sanciones contra Rusia) que provocan una fuerte demanda, interrupciones en las cadenas de suministro y precios más altos de la gasolina.

En este contexto, la Reserva Federal lanzó una serie de agresivas subidas de tipos de interés, incluidas siete subidas consecutivas, en un intento de poner fin a la crisis inflacionaria de una vez por todas. La inflación sigue siendo alta, pero cayó más de lo esperado en noviembre y estuvo en su nivel más bajo desde diciembre de 2021.

¿Cuánto han aumentado los precios y qué implica la caída reportada en los últimos meses de 2022?

De la gasolina al pollo: el año en que todo cuesta cada vez más

La inflación de los alimentos en EE. UU. al alza 1:02

A principios de 2022, la invasión de Rusia a Ucrania, el mayor exportador de petróleo y gas a los mercados mundiales, ayudó a impulsar los precios de la gasolina en EE. ).

Este aumento ha abrumado con creces a los automovilistas que tuvieron que llenar sus autos en la bomba elevando, como suele ser el caso, los precios de una amplia gama de bienes y servicios, incluidos los alimentos.

A mediados de 2022, los precios de los comestibles subieron un 12,2 % en los 12 meses hasta junio. Durante este período, casi todos los artículos se encarecieron: los huevos aumentaron un 33,1%, la harina un 19,2% y el pollo un 18,6%. La leche se ha encarecido un 16,4% y las frutas y verduras un 8,1%.

Pero no solo se encareció la comida, por ejemplo, el aumento de los precios de los alquileres en Estados Unidos también dio señales de una crisis inflacionaria. En junio, el alquiler medio nacional alcanzó un nuevo máximo de $1876 por mes, un 14 % más que en 2021, según el Informe de alquiler de Realtor.com.

¿Ha tocado techo la inflación en Estados Unidos?

¿Qué significa la caída de la inflación en los Estados Unidos? 0:35

Si bien es demasiado pronto para declarar la victoria sobre la inflación en los Estados Unidos, señala Christine Romans de CNN, desde la gasolina hasta el pollo y los televisores, hay señales crecientes de que el control de la inflación sobre los bolsillos de los Estados Unidos podría aflojarse. .

La inflación fue de 7,1% anual en noviembre, según el índice de precios al consumidor. Esta tasa, por debajo de las expectativas de los economistas de 7,3%, fue la más baja desde diciembre de 2021.

“Creo que finalmente estamos obteniendo algún indicio de alivio en el frente de la inflación”, dijo a CNN Ryan Sweet, economista jefe para Estados Unidos de Oxford Economics.

“[La moderación] Es fundamental que la Fed suelte el pie del freno. No van a soltar el freno por completo, van a endurecer aún más la política monetaria, pero vamos en la dirección correcta”, agregó.

La desaceleración de la inflación se reflejó en menores precios de la gasolina, que a principios de diciembre volvieron a los niveles del año anterior. En perspectiva, un galón de gasolina regular ha bajado casi 50 centavos en solo un mes, lo que hace que sea alrededor de $10 más barato llenar un SUV promedio hoy que lo que solía ser hace un mes.

Desde entonces, la gasolina ha caído considerablemente debido a que la desaceleración económica y los temores de una recesión mundial han ayudado a reducir la demanda de petróleo en todo el mundo.

Los analistas de energía dicen que la liberación por parte de la administración Biden de cantidades sin precedentes de petróleo de emergencia de la Reserva Estratégica de Petróleo a principios de este año también contribuyó a la caída de los precios.

Los alquileres exorbitantes y los precios de los automóviles continúan aumentando, pero más lentamente. Después de alcanzar un récord este verano, los precios del pollo han caído considerablemente. Y, según el sitio inmobiliario RealPage, los alquileres de apartamentos han bajado durante tres meses consecutivos.

Christine Romans, Julia Horowitz, Xavier Serbiá, Betsy Klein, Jennifer Agiesta, Paul R. La Monica, Nicole Goodkind, Alicia Wallace, Matt Egan, Danielle Wiener-Bronner contribuyeron a este despacho