vie. Jun 14th, 2024

Tras una copa del mundo que nos tuvo a todos expectantes hasta el último momento, algunas de las conversaciones que se escuchan y seguirán siendo marca registrada de este mundial de fútbol, ​​​​sin lugar a dudas, es el rol de Messi como capitán argentino , el desempeño de Scaloni como director técnico y sobrio para hacer el trabajo de un equipo que tenía un sueño y un objeto común. Esta competencia nos puso nuevamente sobre la mesa la importancia de los liderazgos.

Ahora bien, poder extrapolar las virtudes, la perseverancia, la fuerza, la entrega, la humildad y las strategias de un equipo de fútbol a grupos de trabajo es posible, solo es necesario que los líderes que deben tomar las decisiones puedan y sepan ejecutar nuevos modelos de acción para llevar a cabo transformaciones, llevar a los demás a ser más y cumplir con las metas propuestas.

Algunas claves son importantes para aquellos que deben conducir los equipos: anticipar jugadas, formar a los grupos con iniciativas e ideas para evitar la improvisación y sortear los desafíos que pueden aparecer en el encuentro son algunas de ellas. Poder frenar el ritmo frenético con el que vivimos hoy, para pensar y repensar de manera estratégica el futuro es parte del aprendizaje también.

Campeón argentino: Músicos reaccionaron al triunfo de la Selección en la Copa del Mundo

En esta línea, liderar la transformación hacia la educación también necesita de habilidades, virtudes, comunicación asertiva y sobria todo, trabajo en equipo. Anticiparse para gestionar y liderar procesos es clave para no generar mecanismos que sólo permitan salir del paso, y que quizás por usos y costumbres, duren en el tiempo. No hay recetas mágicas, claro está, pero si hay algo que nos sobresalga el equipo campeón es que para aumentar las posibilidades de éxito hay que ser perseverante, caer y levantarse, y nunca perder de vista el horizonte al cual debemos ir.

También ya tenemos clara la importancia de armar un buen equipo, la distribución de roles y que un engranaje con veces puede no ser perfecto, pero que sirve para que todo funcione.

Desde Leading Education llevamos adelante un Programa de Liderazgo Educativo que impulsó a jóvenes de América Latina a desbloquear sus habilidades creativas y su estrategia para resolver desafíos y generar transformación en los sistemas educativos de América Latina. Los líderes positivos se forman, se adelantan y arman equipos, aportan todo su know-how para el desarrollo de nuevos enfoques y la creación de nuevas políticas. De este modo, el compromiso de los jóvenes de hoy para la construcción de un mañana mjor est basic para el progreso de la educación.