lun. Jun 24th, 2024
Incendio migrante: Fiscalía señala a tres funcionarios, cinco guardias de seguridad privada y al menos un migrante en tragedia de Ciudad Juárez

La Fiscalía General de la República (FGR) señala a tres funcionarios, cinco guardias de seguridad privada y al menos un migrante por la muerte de 39 personas este lunes, en un incendio en un centro de detención del Instituto Nacional de Migración (Inami), en Ciudad Juárez . En una comparecencia ante la prensa este miércoles por la tarde, la secretaria de Seguridad y Protección Ciudadana, Rosa Icela Rodríguez, ha dicho que ya han sido identificados. El funcionario ha comparecido acompañado de la fiscal especializada en Derechos Humanos, Sara Irene Herrerías, quien ha dicho que este miércoles se solicitarán cuatro órdenes de detención.

Herrerías ha indicado que, inicialmente, la FGR abrió la investigación por la comisión de dos delitos, homicidio y daño a la propiedad ajena. El fiscal ha añadido que a medida que avanzan las investigaciones pueden aparecer nuevos delitos, como abuso de autoridad o malos tratos. Herrerías no ha aclarado de qué delito van a acusar al migrante que inició el incendio en el centro de detención. Ni ella ni Rodríguez han detallado su estado, si está herido o no, ni cómo habría iniciado el fuego. Rodríguez ha sugerido, sin embargo, que este hombre habría utilizado cables de la cámara de seguridad de la celda donde estaban encerrados.

La comparecencia de ambos perfila la estrategia del Gobierno ante una de las peores tragedias registradas en estos años, especialmente el discurso que ha planteado Rodríguez. La secretaria ha insistido en que se hará justicia, que lo ocurrido es inaceptable y que la empresa privada a la que ayudó con temas de seguridad en el centro no puede volver a trabajar en México. Pero no ha cuestionado la política migratoria del gobierno, condicionada por Estados Unidos, basada en la persecución y contención de grupos de migrantes, para impedir su llegada a la frontera norte.

“Estos lamentables hechos no tienen nada que ver con la política migratoria del gobierno, que es respetuosa de los derechos humanos”, dijo el funcionario. “Este lamentable hecho es responsabilidad de servidores públicos y guardias bien identificados. No es un tema político. México es un país con valores y leyes muy establecidas”, agregó. El funcionario ha insistido en que los trabajadores no siguieron las normas. “Condenamos el mal desempeño de los servidores públicos que no se adhirieron a los protocolos de protección a la vida y protección civil”, dijo.

Los reporteros han preguntado a ambos por la altura que puede llegar a tener la investigación, si se quedará con los trabajadores de Juárez o ascenderá en la cadena de mando del Inami. Rodríguez ha dicho que llegarán hasta donde sea necesario. Sorprende que ante una tragedia de esta magnitud, ningún funcionario haya renunciado. También este miércoles, el comisionado del Inami, Fracisco Garduño, se puso a disposición de la FGR, “para que se localice a los responsables de los hechos”.

La tragedia en Ciudad Juárez golpea al gobierno, encabezado por Andrés Manuel López Obrador, quien llegó al poder con un discurso humanista, respetuoso de los derechos humanos. Las imágenes de lo sucedido dibujan un panorama que responde, sin embargo, a valores contrarios: migrantes encerrados, guardias que ven crecer el fuego en la celda y huyen… Rodríguez ha fijado en 39 la cifra de muertos, además de otros 27 heridos . De los 27, 16 están graves y al menos ocho delicados.

El secretario también ha informado del origen de la detención de migrantes. Desde la madrugada de este martes, medios locales han informado de un allanamiento ocurrido la tarde anterior, situación que ha confirmado el funcionario. “Había varias denuncias de vecinos de que un grupo de migrantes, no sabemos si este u otro, agredía a la gente, pidiendo, exigiendo dinero en la calle”, explicó. “Por ello se determinó realizar un operativo y llevarlos a la residencia migratoria”.

Rodríguez no ha dicho quiénes determinaron que se realizara este operativo, si fueron autoridades locales o estatales, o si fue iniciativa del propio Inami. El funcionario no ha aclarado si existen pruebas de que este grupo de migrantes detenidos u otro agredió a alguien la tarde del lunes en Juárez. Sobre el origen del incendio, Rodríguez ha dicho que al parecer tuvo que ver con el miedo a ser deportados. Ni ella ni Herrerías han informado sobre la posibilidad de que otros motivos desesperaran a los migrantes encarcelados, como la falta de alimentos o agua.

Suscríbete aquí hacia Boletin informativo de EL PAÍS México y recibe toda la información clave de la actualidad de este país