mié. Jun 19th, 2024
Japón tumba el sueño de México en el Clásico Mundial de Béisbol
El ‘lanzador’ mexicano Patrick Sandoval, en el partido contra Japón, en el Clásico Mundial de Béisbol.Wilfredo Lee (AP)

México rozó la hazaña en la máxima vitrina del béisbol. La selección mexicana había llegado a semifinales históricas en el Clásico Mundial de Béisbol y solo le quedaba vencer a Japón para enfrentar en la final al rey del deporte, Estados Unidos. Era el juego soñado para el campeonato mundial. Los japoneses, sin embargo, eran los favoritos. Durante todo el partido, que duró más de tres horas, los mexicanos se adelantaron en el marcador hasta el noveno inning cuando los japoneses dieron un duro revés a los mexicanos (6-5).

El noveno mexicano dio un sólido juego. El lanzador que estuvo en modo imparable fue Patrick Sandoval. La habilidad del Tri de béisbol para defenderse de los japoneses fue clave para mantener limpio el marcador. Luis Urías conectó un enorme carrera para que México suba en el juego 3-0. Randy Arozarena, cubano que decidió representar a México, se llevó la noche atrapando la pelota en el momento ideal, como en el sexto inning cuando los japoneses tuvieron oportunidad de igualar el resultado y atraparon la pelota antes de que saliera del jardín. Arozarena celebró como si nada.

En la séptima entrada, el mexicano Jojo Romero no pudo evitar un jonrón de Shohei Ohtani. Arozarena, en una réplica instantánea, asestó un furioso latigazo que complicó a los jardineros nipones. Eso desencadenó otra carrera mexicana por el 4-3 parcial. El Tri tuvo la posibilidad de abrir distancia, pero solo sumó una carrera más tras ser ponchado (5-3). Los asiáticos cerraron la brecha y, en la parte baja del octavo inning, Gerardo Reyes le amargó la noche a Kensuke Kondoh. Todo fue en la novena entrada. Ahí los mexicanos no lograron aumentar la ventaja. Grave error al dejar malherido a unos japoneses que han construido su éxito deportivo sobre bates. Las japonesas, en la novena entrada, tomaron la baraja y remontaron el juego. Dardo duro para los mexicanos que ya no pudieron hacer nada (6-5). La afición mexicana que abarrotó el LoanDepot Park, en Miami, se rindió a los suyos.

La selección mexicana asestó un duro golpe al mundo del béisbol al remontar un partido que parecía perdido ante Puerto Rico, una de las potencias, en semifinales (5-4). Antes ya habían dado la sorpresa al derrotar a Estados Unidos (11-5), que venció a Cuba para llegar a la final. El camino de los mexicanos, sin embargo, había comenzado con un revés ante Colombia (5-4). En la primera ronda también eliminaron a Reino Unido (2-1) y Canadá (10-3).

La selección mexicana de béisbol ha encontrado una gran sintonía entre sus peloteros gracias a que más del 90% pertenecen a las Grandes Ligas de Estados Unidos, con Julio Urías, jugador de los Dodgers, como gran figura. Los mexicanos también vieron nacer una estrella. Randy Arozarena nació en Pinar del Río, Cuba, representó a la isla en equipos inferiores de béisbol y fútbol hasta que emigró en una balsa a México. Fue fichado por una joven academia de beisbol en Tijuana y ahí comenzó su andadura por varios equipos de la Liga Mexicana del Pacífico. En 2016, los Cardenales lo ficharon para dar el salto a Estados Unidos. Le tomó tres años hacer su debut en las Grandes Ligas y, un año después, aterrizó con los Rays de Tampa Bay. Jugó en la Serie Mundial contra los Dodgers, que perdería.

Arozarena montó una transmisión con sus seguidores de Instagram en 2021. Allí envió un insólito mensaje: “Solo pido un favor, mi gente. Enviar un mensaje al presidente [Andrés Manuel López Obrador] que me dé la nacionalidad y me haga ese favor de representar a México en el Clásico Mundial, eso es todo lo que quiero”. El mandatario aseguró en una conferencia que su caso pasaría al director de inmigración. recibió la carta de naturalización que lo acreditaba como mexicano.López Obrador, hincha confeso de los bates y las manoplas, ha hecho del béisbol su mayor apuesta deportiva.En 2019 creó la Oficina de la Presidencia para la Promoción y Desarrollo del Béisbol en México ( Probeis), que recibió 1.054 millones de pesos

México mira al béisbol con nostalgia. Es uno de esos deportes en los que ha contado con grandes leyendas a nivel mundial como Fernando Valenzuela, Adrián González o Esteban Loaiza (que cumplió condena por distribución de cocaína). El béisbol tuvo su gran éxito, con dos ligas competitivas respecto a Latinoamérica y Estados Unidos, pero su mayor problema fue con la televisión por la duración de los partidos y la imposibilidad de que hubiera un empate. Las televisoras mexicanas prefirieron el modelo de negocio del fútbol. La mayor influencia para los mexicanos ha sido, sobre todo, Major League Baseball (MLB).

El Clásico Mundial es visto como el mayor torneo de béisbol para los países. Empezó en 2006 gracias al impulso de la MLB, las ligas de Japón y Corea del Sur. De las cuatro ediciones disputadas, Japón ganó las de 2006 y 2009. República Dominicana se coronó en 2013 y en 2017, la edición más reñida, EE.UU. superó a Puerto Rico. Los mexicanos nunca habían llegado a la ronda semifinal hasta que la novena dirigida por Benjamín Gil lo hizo este año. México, a pesar de perder contra Japón, se mostró emocionado y mostró su mejor cara en décadas. Como cosecha, le queda una espléndida generación de beisbolistas, con Arozarena como nuevo ídolo mexicano.

Suscríbete aquí hacia Boletin informativo de EL PAÍS México y recibe toda la información clave de la actualidad de este país