vie. Jun 14th, 2024
La Reserva Federal aprueba la menor subida de tipos desde marzo

(CNN)– La Reserva Federal de EE.UU. aprobó este miércoles por unanimidad una subida de tipos del 0,25%, ralentizando sus subidas de tipos en una clara señal de que el banco central ha avanzado en su lucha incesante contra la inflación.

La decisión, luego del final de la primera reunión del Comité Federal de Mercado Abierto de 2023, se produce después de meses de fuertes aumentos de tasas destinados a frenar la economía. También marca un regreso a una política de tasas de interés más tradicional.

Desde la reunión anterior de la Fed en diciembre, dos tendencias económicas han indicado que la misión del banco de frenar los aumentos de precios está funcionando: los datos recientes sobre aumentos salariales e inflación son alentadores, mientras que las señales de crecimiento económico se han vuelto preocupantes. Los precios de muchos bienes que los consumidores compraron frenéticamente durante la pandemia han comenzado a caer, ahora que la demanda de los consumidores se ha desplazado hacia los servicios. Los costos de la energía también han caído y el mercado de la vivienda se ha desacelerado.

Los funcionarios de la Reserva Federal dieron un guiño a esas tendencias en una declaración posterior a la reunión el miércoles: “La inflación ha disminuido un poco, pero sigue siendo elevada”, escribieron.

Ahora, si bien los funcionarios de la Fed han frenado las alzas de las tasas de interés, después de meses de acciones inusualmente agresivas, el banco central está lejos de cantar victoria. La declaración del miércoles incluía lenguaje que sugería que se necesitarían más aumentos para moderar la inflación.

“El Comité anticipa que los aumentos continuos en el rango objetivo serán apropiados para lograr una política monetaria lo suficientemente estricta como para reducir la inflación al 2% con el tiempo”, escribieron. La magnitud de estos “aumentos futuros”, dijeron, dependerá de una serie de factores económicos y financieros.

Además, lleva tiempo que la política monetaria surta efecto y que la oferta y la demanda se reequilibren. Altos funcionarios de la Fed, como el vicepresidente Lael Brainard y el gobernador Christopher Waller, han enfatizado en las últimas semanas la necesidad de seis meses de datos positivos antes de que dejen de subir las tasas.

“Esta primera reunión del año sin duda será muy interesante, ya que marca la pauta para el resto del año”, escribió el economista jefe de EY Parthenon, Gregory Daco, en una nota reciente. “Pero en lugar de un vals lento, anticipamos un tango infernal mientras la Fed y los mercados intentan volver a sincronizar los ritmos”.