jue. May 23rd, 2024
López Obrador sobre Estados Unidos, la marihuana y la NBA: “No les preocupa el bienestar, solo el dinero;  Es triste y decadente”

La larga cadena de desencuentros entre México y Estados Unidos por el tráfico de drogas y armas ha sumado un nuevo eslabón este sábado, debido al anuncio de la NBA de que, a partir del próximo año, los jugadores podrán fumar marihuana sin temor a sanciones . Al presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, le ha parecido el ejemplo perfecto de lo que no funciona al otro lado de la frontera. En un par de mensajes colgados en su cuenta de Twitter ha criticado la medida de la liga: “[No] fortalecen los valores morales, culturales y espirituales; Tampoco limitan el consumo de drogas, al contrario, lo fomentan incluso en el deporte. Es triste y decadente”.

López Obrador agregó: “Amenazan con invadir, venden armas de alto poder en sus mercados callejeros, no hacen nada por sus jóvenes, sufren —lamentablemente— la terrible y mortal pandemia del fentanilo, pero no atienden las causas. No les preocupa el bienestar, solo el dinero. En un segundo tuit, el presidente ha enlazado una nota sobre el anuncio de la NBA y ha dicho: “Es contradictorio e hipócrita”.

Las críticas del presidente llegan tras semanas de mensajes contradictorios, siempre con los cárteles, el fentanilo y el flujo de armas norte-sur de por medio. No es que sea un debate nuevo, pero el reciente secuestro de cuatro ciudadanos estadounidenses en Matamoros, en la frontera entre Tamaulipas y Texas, y el asesinato de dos de ellos, lo ha reavivado. Congresistas del Partido Republicano han impulsado la idea de catalogar a los grupos narcotraficantes mexicanos como organizaciones terroristas. Miembros del ala dura del partido incluso han llamado al Ejército a intervenir militarmente en México.

No ha sido solo una cosa del Partido Republicano. El secretario de Estado, Anthony Blinken, parte del Gobierno del demócrata Joe Biden, ha participado en el debate, a pesar de él. En una comparecencia ante el Senado hace semana y media, los legisladores preguntaron al alto funcionario sobre la situación en México. Lindsey Graham, parte del ala dura del Partido Republicano, logró sacar dos polémicas declaraciones de la secretaria. La primera fue que hay partes del territorio mexicano a las que el Estado no llega y están bajo el control del crimen organizado. La segunda fue que consideraría la propuesta de los republicanos de nombrar a los cárteles como grupos terroristas, lo que le daría a Biden el poder de lanzar operaciones militares al sur de la frontera.

Hace semana y media, tras escuchar a Blinken, López Obrador intentó bajar la tensión con el país vecino. “En las naciones libres, independientes y soberanas hay debate y puede haber diferencias”, dijo. Sobre Blinken agregó que “es una buena persona, pero tiene que hacer su trabajo y yo tengo que cumplir con mi responsabilidad”. Este último episodio llega a las puertas de las vacaciones de Semana Santa. Por el momento, nadie al norte del Río Grande le ha respondido.

Suscríbete aquí hacia Boletin informativo de EL PAÍS México y recibe toda la información clave de la actualidad de este país