vie. Jun 14th, 2024
López Obrador sobre nuevo plagio a ministra Yasmín Esquivel: “Es un tema político y lo han inflado”
La ministra Yasmín Esquivel y el presidente Andrés Manuel López Obrador, durante un acto en la Corte Suprema, en diciembre de 2022.Isaac Esquivel (EFE)

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, se ha pronunciado por primera vez sobre el nuevo caso de plagio cometido por la ministra del Tribunal Supremo, Yasmín Esquivel, una semana después de que EL PAÍS revelara que el juez copió 209 de las 456 páginas de su tesis doctoral. El presidente ha dicho en su conferencia matutina que lo considera un “tema político” y que los medios de comunicación lo han “inflado” al nivel de los Caso García Luna, el exfuncionario que recientemente ha sido declarado culpable de tráfico de drogas en Estados Unidos. También ha acusado que hay “intereses” detrás de las acusaciones contra Esquivel. “Es un asunto completamente político. Político, porque la política es tan limpia que ni los políticos más sucios han podido mancharla. Es un tema político”, afirmó. “Lo del ministro Esquivel se ha inflado, o sea, está casi al nivel de lo que le pasó a García Luna”, agregó. El mandatario ha dicho que esperará a que las autoridades decidan antes de tomar una decisión sobre Esquivel, a quien propuso como ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación por un período de 15 años.

En el mañana, los periodistas cuestionaron que aún no haya consecuencias contra la ministra por los plagios que se han documentado, el de su tesis doctoral en la Universidad Anáhuac y el de su trabajo de pregrado en la UNAM. El mandatario revirtió que nadie hizo nada ante el “gran plagio” de 2006, en referencia a la elección presidencial de ese año, en la que el panista Felipe Calderón fue declarado vencedor y en la que López Obrador ha acusado fraude electoral. “Como no pasó nada cuando Calderón se robó la presidencia y no dijeron nada, fue un gran plagio, porque se robaron la presidencia de México y nadie se quejó, solo nosotros, o sea, ni los periodistas, ni los intelectuales , ni los del Instituto de Investigaciones Jurídicas [de la UNAM]. Entonces qué del ministro Esquivel se ha inflado”, dijo.

La Fiscalía de la Ciudad de México mantiene abierta una investigación por el plagio de la tesis de licenciatura de Esquivel, que la UNAM indicó en un primer peritaje que se trataba de una “copia sustancial” de otra presentada por un estudiante en 1986. Esquivel ha abierto un frente judicial , habiendo promovido un amparo para detener al Comité de Ética universitario que investiga el plagio desde una perspectiva académica. “En el caso del ministro Esquivel es un proceso legal, eso no nos corresponde, vamos a esperar lo que resuelva la UNAM, lo que resuelva el Ministerio Público. Lo que deciden las autoridades, y de ahí se analiza, se ve si nos toca a nosotros tomar una decisión”, dijo López Obrador. Si bien el presidente propuso a Esquivel para el cargo de ministra, no puede apartarla de él. La jueza sólo puede presentar su renuncia por motivos graves, y ésta debe ser aceptada por el Ejecutivo y el Congreso. La Cámara de Diputados puede iniciar un juicio político en su contra para retirarle el amparo de la jurisdicción constitucional y ponerla a disposición de las autoridades.

El mandatario dijo esta mañana que las denuncias de plagio fueron utilizadas como instrumento para descarrilar a Esquivel cuando se postulaba como candidata a presidir la Corte Suprema. “¿Cuándo surgió el caso de la ministra Yasmín? Cuando aspira a ser presidenta de la Corte. Se acercan las elecciones en la Corte y creo que un mes antes, o menos, [Guillermo] Sheridan, del grupo de intelectuales orgánicos dirigido por [Enrique] Krauze, según otros, suelta quizás a sus rivales, los que consideraban que podían perder, y que de esa forma apartaban al candidato. Y todos se llevan bien, se hacen campeones de la honestidad, contra el plagio, contra el robo, entonces así está la cosa, o sea, muy manejada de acuerdo a los intereses”, ha afirmado López Obrador.

Una investigación de EL PAÍS reveló que Esquivel volvió a cometer plagio en la tesis que presentó en la Universidad Anáhuac para obtener el doctorado en 2009. El ministro copió, entre otros, a un exrector de la UNAM, un exministro de Cultura español y un expresidente del Tribunal Supremo de España, expresidente de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), así como juristas mexicanos, italianos, españoles y alemanes. Dos de esos autores confirmaron el plagio a este diario. Dos académicos mexicanos, que revisaron las pruebas a ciegas, sin saber que correspondían a un trabajo del ministro, también consideraron que se trata de plagio. Esquivel, tras la publicación de la investigación y a través de su abogado, aseguró que la “omisión” de citas a autores originales en un trabajo de grado es una “deficiencia” o un “descuido”, pero no un plagio, más cuando se trata de autores reconocidos que son comúnmente referidos por estudiantes y profesores de derecho.

La Anáhuac ha sostenido que no puede hacer nada al respecto, porque su normativa vigente no permite sancionar las infracciones “después de los tres años siguientes a la presentación del examen de doctorado”. La postura de la universidad ha causado indignación entre la comunidad estudiantil y académica, que ha considerado que el plagio de Esquivel y la falta de sanción lesionan su integridad y credibilidad como profesionales. Por su parte, la Universidad Complutense, que impartía los cursos de doctorado de Esquivel, se ha distanciado de su licenciatura y ha dejado toda la responsabilidad a la Anáhuac.

Suscríbete aquí hacia Boletin informativo de EL PAÍS México y recibe toda la información clave de la actualidad de este país