vie. Mar 1st, 2024
Modesto Gutiérrez Losada: Dejar un legado de vida va mucho más allá que la riqueza

Modesto Gutiérrez Losada es un exitoso empresario en el campo inmobiliario, que comprende la importancia de superar un buen negocio con la parte personal de su vida. Por ello, se ha planteado como prioridad transmitir a sus hijos no solo dinero, sino los ejemplos, principios y valores de vida que les permitan ser verdaderos triunfadores. Así, junto a su esposa, trabajan cada día para lograr este objetivo, con el fin de formarlos con las herramientas necesarias para poder enfrentar con éxito los desafíos que se presenten.

El autor del libro “El Legado Empieza en Vida: ¿Qué le estás dejando hoy en día a tus hijos?”, entiende el concepto de “legado” de acuerdo a su definición en la Real Academia Española. Es decir, “algo que se deja o transmite a los sucesores, sea cosa material o inmaterial”. 

Modesto Gutiérrez Losada subraya que el legado de la vida tiene una importancia sin cuantificar, que no se compara con el heredado de bienes materiales. Este factor relevante, lo motivó a exponer las ideas en el texto, para enaltecer la importancia de compartir buenas acciones o actos de trabajo. Esto es, atesorar un recuerdo duradero, como los conocimientos, principios, valores o el buen nombre que se heredan a través de la vida cotidiana.

Para el empresario, dejar un legado de vida va mucho más allá que la riqueza financiera o material. Losada trata de encontrar la manera de hacerlo mediante tres pilares fundamentales: como un modelo a seguir para sus hijos, como un mentor que ayude a los jóvenes y como una figura de liderazgo capaz de motivar a otros a desarrollar sus proyectos; con el objetivo de dejar una huella positiva de su paso por el mundo, y un legado personal que inspire a las generaciones venideras.

Por tanto, se subraya en el texto que, lo único permanente es el legado que se deja a través de las memorias, palabras, recuerdos, gestos, ejemplos, actos, pensamientos y pequeñas historias. Estas marcas señalan el camino hacia adelante para los hijos y las generaciones venideras; representando los mecanismos con los cuales podemos ser recordados y los que marcarán la huella que se deja en el mundo.

Como persona de conocimiento, sabe que el hogar es el lugar donde realmente surgen los principios de respeto y buenos valores. Los padres desempeñan una función fundamental enseñando y mostrando a sus hijos el camino a seguir. Esta formación, con una adecuada orientación familiar, se verá reflejada en la contribución que haga cada uno a la sociedad, con principios honestos y respetuosos.