vie. Mar 1st, 2024
Quién era Arturo Beltrán Leyva, el narcotraficante que, según testigo, habría sobornado y secuestrado a Genaro García Luna

(CNN Español) — El nombre de Arturo Beltrán Leyva, quien fue uno de los narcotraficantes más poderosos de México durante años, surgió esta semana en el juicio por narcotráfico del exsecretario de Seguridad Pública de México, Genaro García Luna, en Nueva York.

García Luna enfrenta varios cargos de participación en una empresa criminal en curso y conspiración para obtener, importar y distribuir miles de kilogramos de cocaína en los EE. UU., además de presuntamente hacer declaraciones falsas a funcionarios de inmigración de los EE. UU. El exfuncionario se declara inocente de todos los cargos.

En medio de ese juicio, el primer testigo, Sergio Villarreal Barragán, alias “El Grande”, un narcotraficante que fue detenido en 2010 y se declaró culpable de narcotráfico, se pronunció sobre una supuesta orden de captura de Beltrán Leyva contra García Luna, diciendo que, luego de esto, cuando el exsecretario de seguridad fue liberado, siguió recibiendo sobornos del narcotraficante.

Foto de Sermar del operativo en el que murió Arturo Beltrán Leyva en diciembre de 2009. (Crédito: SERMAR)

¿Quién fue Arturo Beltrán Leyva?

Arturo Beltrán Leyva era uno de los hombres más buscados en México, según el entonces presidente de México Felipe Calderón, en diciembre de 2009, al anunciar su muerte.

Según Calderón, Arturo Beltrán Leyva era líder del Cártel de Sinaloa y aliado del Cártel de Los Zetas, y “uno de los tres delincuentes más buscados por el gobierno federal y por las autoridades de otros países”.

Beltrán Leyva nació en 1961 en Badiraguato, Sinaloa. Su organización surgió en ese estado, en el Pacífico mexicano, que fue sede del poderoso Cártel de Sinaloa, entonces dirigido por Joaquín “El Chapo” Guzmán.

Arturo Beltrán Leyva ingresó al negocio como escolta de otro narcotraficante: Amado Carrillo Fuentes, conocido como “El Señor de los Cielos”, según la base de datos de delitos, InsightCrimelo que asegura que, tras la muerte de este narcotraficante, Beltrán Leyva junto a sus hermanos, comenzarían a trabajar junto al Chapo en el Cártel de Sinaloa.

Los hermanos Beltrán Leyva se aliaron inicialmente con el cártel de Sinaloa, dirigido por el Chapo Guzmán. Sin embargo, una serie de disputas llevó a los hermanos a volverse en contra de El Chapo, y luego se vincularon con sus antiguos enemigos: el Cártel de Los Zetas, otro grupo violento que se opone al Cártel de Sinaloa.

La organización Beltrán Leyva tuvo influencia en gran parte del territorio mexicano. Para 2005 operaban en los estados de Guerrero, Morelos, Chiapas, Querétaro, Sinaloa, Jalisco, Quintana Roo, Tamaulipas, Nuevo León, Estado de México y Distrito Federal (Ciudad de México), según Insight Crime.

A principios de 2008, Arturo Beltrán Leyva rompió su alianza con Guzmán Loera, Ismael Zambada-García y la Federación “por varios temas, entre ellos el control de las lucrativas rutas del narcotráfico hacia Estados Unidos y la fidelización de los clientes mayoristas de drogas”. , incluidos los presuntos líderes de una célula de distribución de Chicago”, dice un documento de la Administración para el Control de Drogas, DEA, sobre los antecedentes penales de Beltrán Leyva.

Ese quiebre se dio, según Villarreal, el testigo que declaró esta semana en el juicio de García Luna en EE.UU., porque tras la captura de Alfredo Beltrán Leyva, en 2008, se desató una violenta guerra entre el Cártel de Sinaloa liderado por Ismael “Mayo Zambada y El Chapo Guzmán y los Beltrán Leyva.

Es en ese contexto que Arturo Beltrán Leyva mandó secuestrar a García Luna porque “ya no quería atender sus llamadas” y que los operativos en su contra “eran constantes” mientras que ellos eran “mínimos” contra “El Chapo” y los “May, ”, dijo el testigo. Según Villarreal, el presunto secuestro ocurrió luego de que Arturo Beltrán Leyva ordenara asesinar a Edgar Millán, entonces comisario de la Policía Federal. Agregó que Beltrán Leyva también ordenó matar a Mario Pineda Villa, líder del cártel de Guerreros Unidos, porque según el testigo “se había puesto del lado de ‘El Chapo’ y El Mayo. Poco después, García Luna fue liberado y tras el secuestro, Beltrán Leyva siguió pagando “la mensualidad” a la exsecretaria.

El corresponsal del diario La Jornada en México, David Brooks, informó sobre el juicio que a Beltrán Leyva “aparentemente le gustaba vestirse como un rapero rico, con lujo, ropa exótica y joyas, y tener autos como Rolls Royces, Ferraris y Mercedes Benz. , casas de lujo y animales como panteras negras y tigres blancos”, sSegún una lectura de ese texto por Jesús Ramírez Cuevas, vocero de la Presidencia de México, en la conferencia de prensa matutina de Andrés Manuel López Obrador el 24 de enero.

Además, era uno de los “miembros más violentos de la organización criminal” que dirigía, según el Departamento de Estado. Está acusado de adquirir armas y municiones de los Estados Unidos “para promover su empresa criminal y es responsable del tráfico de drogas ilícitas, incluidas la cocaína, la marihuana, la heroína y la metanfetamina”.

Además, el narco atributos “tasas crecientes de violencia dentro de México, ya que, según se informa, es responsable de secuestros, torturas, asesinatos y otros actos de violencia contra numerosos hombres, mujeres y niños en México”.

Las acusaciones contra Beltrán Leyva

conocido como alias Muerte, las barbas cualquiera las botas blancas, así como también “El jefe de los jefes”, Beltrán Leyva y su organización criminal introdujo de contrabando “toneladas de drogas altamente adictivas y letales a los Estados Unidos cada año durante más de una década”. dijo Michele M. Leonhartdirector interino de la DEA al pronunciarse sobre la muerte del capo en 2009.

Primero creó y luego defendió su imperio basado en la cocaína, la metanfetamina y la heroína, orquestando el asesinato de innumerables agentes del orden, civiles inocentes y traficantes rivales. Y en el camino, aprovechó cada oportunidad para aterrorizar a los inocentes y corromper a los funcionarios del gobierno. ,” agregó el jefe de la DEA.

Agrega la DEA en otro documento que junto al ‘Chapo’ Guzmán e Ismael el “Mayo” Zambada, estos tres narcotraficantes, pertenecientes a diferentes cárteles, estaban a cargo de distribuir “cerca de 200 toneladas métricas de cocaína, más grandes cantidades de heroína y contrabando a granel desde el Estados Unidos a México por más de US$5,800 millones en efectivo provenientes de la venta de estupefacientes en Estados Unidos y Canadá”.

El Cártel de los Beltrán Leyva era conocido por su experiencia en el transporte aéreo, Michael Sanders le dijo a CNN: Portavoz de la DEA, en 2009.

En 2007, se estima que el cártel liderado por los Beltrán Leyva contrabandeaba de 300 a 400 kilogramos de cocaína a los Estados Unidos cada mes, según la DEA Sanders. El grupo también es conocido por contrabandear heroína de alquitrán negro.

Algunos de los integrantes de la organización Beltrán Leyva, hermanos de Arturo, han visto su declive en los últimos años. Alfredo Beltrán Leyva, también conocido como ‘El Mochomo’, fue sentenciado en abril de 2017 por un tribunal estadounidense a cadena perpetua por narcotráfico internacional, luego de declarar que “ayudó” a su hermano Arturo a vender cocaína en Culiacán “a sabiendas de que venía a los Estados Unidos”, dijo.

Y al año siguiente, en noviembre de 2018, Héctor Beltrán Leyva murió de un paro cardíaco en un hospital de Toluca. Conocido en el mundo de las drogas como ‘El H’, se convirtió en el principal cabecilla del Cártel de los Beltrán Leyva. Sin embargo, su declive llegó con su detención, en 2014, en la ciudad de San Miguel de Allende, México. Había sido condenado a cadena perpetua.

La caída del “Jefe de Jefes”

El final de Beltrán Leyva se produjo una noche caótica en Cuernavaca, una ciudad al sur de la Ciudad de México conocida como un paraíso tanto para los habitantes de la ciudad como para los turistas.

Pero previo a la última noche del narco, una semana antes, el 11 de diciembre, Beltrán Leyva y su hermano Héctor, lograron escapar de otro operativo policial en la misma Cuernavaca. Esa noche las autoridades decomisaron al menos diez fusiles de asalto tipo AK-47, y en los días siguientes la inteligencia estadounidense descubrió que Arturo Beltrán Leyva estaba en un edificio de departamentos de esa ciudad y pudieron realizar el operativo final, en un momento dado. en el cual “ni siquiera los confidentes más cercanos de los Beltrán Leyva quería su empresa”, según Insight Crime.

La noche del 16 de diciembre de 2009, Helicópteros aterrizaron cerca de Punta Vista Hermosa, un majestuoso centro turístico donde se venden condominios por millones de pesos mexicanos. En poco tiempo, cientos de soldados llegaron a la zona, creando zozobra entre los vecinos.

Esa noche, tras un intenso operativo militar, la Armada de México asesinó a Arturo Beltrán Leyva, jefe del cártel de los Beltrán Leyva, dejando muros acribillados a balazos. En las imágenes de video del condominio donde se alojaba Beltrán Leyva, también había un plato de huevos con jamón en la mesa del comedor, que estaba adornada con dos fruteros. Una bolsita grande que contenía una sustancia blanca estaba cerca, informó CNN en ese momento.

Esa noche murieron otros tres sicarios, informó la Secretaría de Marina Armada de México, mientras que uno más se suicidó “cuando estaba rodeado” por tropas del Sermar.

“Esta acción representa un gran logro para el pueblo y el gobierno de México, y es un golpe decisivo contra una de las organizaciones criminales más peligrosas de México”, dijo Calderón, hablando desde la Conferencia de Cambio Climático de la ONU en Copenhague, Dinamarca. , en diciembre de 2009.

“Se acabó el reinado de Arturo Beltrán-Leyva”, dijo la DEA sobre la muerte de Beltrán Leyva.

— Con información de María Santana, Mariano Castillo y Melissa Velásquez de CNN en Español.