vie. Mar 1st, 2024
Sistema de transmisión celular: así funciona el sistema de alerta sísmica en el celular que se implementará en México
La gente revisa sus teléfonos celulares después del terremoto del 19 de septiembre de 2022.Héctor Guerrero (El País)

Los temblores en México se cuentan por miles al año. Según el registro histórico del Servicio Sismológico Nacional (SSN), cada día se presentan en territorio nacional unos cuatro sismos de magnitud igual o mayor a 3.5, suficientes para ser percibidos en las localidades más cercanas al epicentro. Sin embargo, el riesgo no está repartido de manera uniforme: mientras los sismos en el norte y sureste del país son apenas anecdóticos, la interacción de las placas tectónicas en la costa del Pacífico hace que Oaxaca, Chiapas y Guerrero concentren el 80% de la actividad sísmica en México.

Luego del sismo del 19 de septiembre de 1985, que según cifras oficiales dejó más de 3,000 muertos y una renovada conciencia del poder destructivo de los sismos en el fondo lacustre de la capital, el gobierno de la Ciudad de México puso en marcha un proyecto pionero para crear un alerta ante la llegada de un sismo con la instalación de doce acelerómetros a lo largo de la brecha sísmica de Guerrero. Cuatro décadas después, el Sistema Mexicano de Alerta Sísmica (Sasmex) cuenta con 97 sensores que se extienden a lo largo de toda la costa del Pacífico y alertan de la llegada de ondas sísmicas provocadas por sismos de gran magnitud.

¿Cómo funciona la alerta sísmica en México?

Cuando alguno de los sensores sísmicos que componen la red detecta un sismo, el sistema realiza un cálculo para determinar la intensidad del mismo. Si la estimación sugiere una magnitud mayor a alto riesgo (generalmente mayor a magnitud 6), Sasmex activa automáticamente una señal de radio de alerta pública, que se reproduce en los receptores de radio ubicados en escuelas, oficinas, edificios públicos, estaciones de servicio público, metro, altavoces en Ciudad de México y edificios privados con receptores instalados.

La diferencia entre la velocidad a la que se propagan las señales de radio y la velocidad a la que viajan las ondas sísmicas (3 a 7 kilómetros por segundo) es el principio físico detrás de la eficiencia de la alerta sísmica. Los segundos entre la difusión del aviso y la aparición de las primeras sacudidas de un sismo se denominan tiempo de aviso según Sasmex. En el caso de la Ciudad de México, el tiempo de alerta puede variar desde 40 segundos cuando el epicentro está en las costas de Guerrero, hasta dos minutos si el sismo ocurre en Chiapas.

Difusión celular: un sistema de alerta en tiempo real para teléfonos móviles

A diferencia de los mensajes de texto cotidianos y las notificaciones recibidas por un teléfono inteligente, las alertas enviadas a través del servicio de transmisión celular (CBS) No requieren conexión Wi-Fi ni datos móviles. Solo lanza una alerta para enviar masivamente una notificación de texto y un sonido diferenciado a todos los celulares ubicados en un área georeferenciada. Independientemente de la compañía telefónica de cada dispositivo, los usuarios de la zona alertada recibirán en tiempo real el mismo mensaje, que no desaparecerá de la pantalla hasta que confirmen que ha sido leído.

Gracias a los canales de frecuencia diferenciados en los que opera, el sistema de alertas de CBS tampoco está sujeto a la saturación de la red celular y actualmente se utiliza como el principal sistema de emisión de alertas públicas en Estados Unidos, Japón, Canadá y Nueva Zelanda.

El sistema actual de Sasmex opera en Michoacán, Guerrero, Oaxaca, Morelos, Ciudad de México, Estado de México y Puebla. Sin embargo, con la llegada de CBS, el potencial para alertar sobre la llegada de un sismo crece exponencialmente a los más de 88 millones de smartphones activos en el país, según el IFT (Instituto Federal de Telecomunicaciones).

¿Cuándo estará disponible la alerta sísmica en el celular?

En septiembre de 2022, el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) aprobó la Especificaciones técnicas para transmitir alertas de teléfonos celulares a través de CBS. El período para los fabricantes de teléfonos inteligentes adoptar estas medidas finaliza en marzo de 2023, por lo que todos los smartphones deberán tener habilitado el sistema de transmisión celular en el futuro. El último paso para hacer realidad la alerta sísmica en celulares es la implementación del Sistema Integral de Envío de Mensajes, plataforma impulsada por la Coordinación Nacional de Protección Civil (CNPC), cuya titular, Laura Velázquez Alzúa, estima que se desarrollará durante 2023.

Suscríbete aquí a la newsletter de EL PAÍS México y recibe toda la información clave de la actualidad de este país